Estamos en guerra

Supongo que se habrán dado cuenta: desde hace unos años se está librando en casi todo el mundo una guerra en la que todos estamos implicados. Es la guerra contra lo público.

Esta guerra es cada vez más virulenta y, como sucede en los grandes conflictos, tiene varios frentes abiertos.

Algunos los podemos ya dar por perdidos, como el de las privatizaciones. Hace 20 años todavía nos escandalizábamos cuando el gobernante de turno anunciaba una de estas “externalizaciones”, pero hoy parece que ya no le importa a nadie (salvo a los trabajadores del organismo o empresa a privatizar). Tony Judt describe muy bien el fenómeno en su “Algo va mal”, y señala que, en contra de los argumentos de nuestros gobernantes, suelen ser un mal negocio: La venta se suele hacer a un precio muy bajo (¿qué inversor privado va a querer comprar una empresa deficitaria a un precio alto?) y, puesto que finalmente prestan un servicio público necesario, en el caso probable de que bajo los nuevos gestores peligre su viabilidad la administración pública se verá obligada de cualquier modo a inyectar capital en la misma. Una forma de servicio mixto público-privado que posiblemente sea la peor forma imaginable, en la que el dinero de nuestros impuestos va derechito a los bolsillos de algunos empresarios, y no al revés como se pretendía inicialmente. Un negociaco, vamos.

En el horizonte se perfila el enemigo, dispuesto a lanzarse ahora sobre hospitales, aeropuertos, pensiones…

Otras batallas se han ido perdiendo sin escándalo aparente, porque parecían beneficiar a la mayoría. Es el caso de los centros escolares concertados. Gobiernos de uno y otro signo han apostado más por el modelo de delegar algo tan básico como la educación obligatoria en manos privadas que por mejorar la calidad de los centros públicos (por no hablar de la Educación en sí), con el beneplácito de los bienintencionados padres que ahora tienen la posibilidad de llevar a sus hijos a un colegio privado concertado a coste cero (o casi cero).

No sólo en la Educación nuestros gobernantes se han dejado comer el terreno. También en la credibilidad de lo público, empezando por sus servicios y acabando por sus empleados, los tan denostados funcionarios. Ejemplo de cómo gestionar mal las cosas y cómo no “vender” adecuadamente lo que se hace bien. La idea es que acabemos pensando que, para que algo funcione bien, tiene que ser privado. Pensamiento único.

Y cuando el Estado pierde la credibilidad en su capacidad de prestar a los ciudadanos los servicios que le son propios , ya queda totalmente a merced de especuladores y grandes intereses privados. Aquí se libra la última batalla, aquella de la que estamos siendo testigos estos días. Agencias que rebajan semana tras semana las notas a estados y comunidades autónomas, provocando un encarecimiento de la deuda que todos pagamos. Bancos que adquieren esa deuda con los fondos que previamente les prestamos con un interés nulo o irrisorio. Políticas sociales finalmente dictadas por los grandes lobbies, con la excusa de que las cuentas no salen y hay que recortarlas, sin más.

¿Está todo perdido? ¿Qué nos espera si esto sigue así? ¿Qué podemos hacer? ¿Nos dejaremos vencer, sin más?

Anuncios

2 thoughts on “Estamos en guerra

  1. ¡Qué razón tienes en lo del pensamiento único! ¿Cuántas veces habré escuchado lo de que las cosas funcionan mejor cuando la gestión es privada? Paro ¿alguien se para a analizar lo que dice, o se limitan a repetirlo como un mantra? Yo creo que es la B.

    • Lo peor es que, con unos gestores de lo público como los que hemos sufrido hasta ahora (en Andalucía y en España), no me extraña esa falta de confianza. Me llama la atención que algunos sectores se libran (por el momento), como por ejemplo las universidades: Salvo algún caso, en España siguen teniendo más prestigio las públicas que las privadas (que no quiere decir que las públicas tengan mucho prestigio…).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s