¿De verdad necesita un iPad? (parte I)

(Nota: Finalmente he dividido el artículo en dos partes. Tal vez pierda intensidad, pero no quiero cansar al personal en mi primer post…).

Uf, parece que hemos sobrevivido a la Navidad. Y es que, incluso en los tiempos que corren, hace aflorar nuestros peores instintos. Me refiero a los instintos consumistas.

Precisamente relacionados con el tema consumo, el espacio “La Noche Temática” de La 2 de RTVE, emitió una serie de documentales en Noviembre y Diciembre. Algunos lo trataban de forma directa, como el muy divertido “Qué compraría Jesucristo”, que mostraba la actividad de un grupo de teatro-protesta que, liderados por el reverendo Billy, han constituido la ficticia Iglesia “Basta de Compras”.

Otros mostraban una cara más dramática del consumo, concretamente la de los lugares y las personas que producen a costa de su propia vida la mayoría de esos bienes que consumimos. Así por ejemplo, en “La trama del amianto” se mostraba la realidad actual de este tóxico material de construcción que, una vez rebautizado con el nombre de “crisotilo”, sigue utilizándose en todo el mundo (por ejemplo, en los termos para bebidas). Eran espeluznantes las imágenes de los trabajadores de las fábricas chinas cubiertos de este polvo blanco y apenas protegidos por una sencilla mascarilla en el mejor de los casos.

El llamado “Victimas de la moda”  nos puede resultar más cercano pues trataba de los lugares en los que se producían las prendas de la mayoría de las grandes cadenas internacionales de moda, tipo H&M o Zara. Se centraba en la cuestión de los tintes utilizados, que son productos químicos muy agresivos, y que se emplean en las fábricas ubicadas en China, Bangladesh o India sin ningún tipo de consideración con la salud y la vida de los que allí trabajan.

De forma recurrente llegan noticias de este tipo a través de periódicos y televisiones. Prácticamente no se salva ninguno. La última en recibir críticas respecto a las condiciones de trabajo de sus fábricas en China (o de los establecimientos que fabrican componentes para ella en China) ha sido Apple, concretamente refiriéndose a Foxconn, empresa que fabrica el iPhone. Ya hace unos meses se hablaba de una oleada de suicidios en la misma megafábrica. Trabajo infantil, turnos de 16 horas diarias, salarios míseros, alojamientos inhumanos… Las grandes corporaciones salen al paso como pueden, con el clásico “Yo no sabía nada, pero lo vamos a arreglar fijo“. Claro, que leyendo la biografía oficial de Steve Jobs escrita por Walter Isaacson, en la que se retrata al insigne CEO de Apple como un maniático del control extremo a extremo y de la perfección en todos y cada uno de los aspectos de su productos, uno no acaba de creerse que no tengan personal propio en esas fábricas vigilando al milímetro el proceso de producción.

Las motivaciones de las multinacionales pueden ser variadas, aparte de la bien conocida de conseguir su producto lo más barato posible. En la misma biografía de Jobs se relata una conversación con el presidente Obama en la que se quejaba de no poder disponer en EE.UU. del gran número de ingenieros (entendido en el sentido de técnicos de alta cualificación) que necesitaba para sus factorías (por otro lado, seguro que se le olvidó hablar de los elevados márgenes que consigue Apple fabricando en China). Así que el tema del volumen de producción también es importante.

Otras razones pueden ser proximidad de las materias primas necesarias o dificultad de exportarlas del pais de origen, o dificultades legales para desarrollar la actividad en el pais de consumo por ser, por ejemplo, muy contaminante.

Una última referencia antes de cerrar esta primera parte, que ilustra otra de las facetas del asunto: El caso del Raspberry Pi, un ordenador con lo mínimo indispensable orientado a la Educación, y que se venderá al irrisorio precio de 25$. Ha sido desarrollado por una fundación sin ánimo de lucro, y en un interesante post de su web nos contaban las vicisitudes del arranque del proceso de producción, sobre todo lo relacionado con la búsqueda de empresas que pudieran realizar la fabricación del dispositivo. La conclusión es que los objetivos de volumen y precio sólo se podían conseguir fabricando en China, debido, entre otras cosas, a la política de aranceles de Reino Unido, que grava los componentes importados pero no los equipos ya manufacturados. ¿A qué huele eso? Pues a legislación impuesta por los grupos de presión de las grandes corporaciones multinacionales, que buscan maximizar sus beneficios a toda costa (incluso destruyendo el tejido industrial del pais).

Próximamente en su pantalla amiga, la segunda parte, “¿y a mí qué me cuentas?”.

Anuncios

4 thoughts on “¿De verdad necesita un iPad? (parte I)

  1. Pues no me he querido meter demasiado en el tema de las materias primas porque plantea otras cuestiones, como el de la escasez. Pero hoy en día se puede hacer un iPad igual aquí que en Pekín (en cuanto a tecnología)… Desde luego no deja de ser deleznable el cambio vidas por dinero.

  2. Hola radiopllaner,
    no se de que ordenador estas escribiendo tu bloque pero yo te estoy escribiendo desde un Macbook, un ordenador de Appel, no si te has preguntado desde donde viene tu ordenador y que niños han trabajado y cuantas horas han trabajado?? Creo que si hacemos una encuesta no estaría ninguna empresa de este mundo tan limpia como lo dice.
    Saludos

    El croata

    • Le he dado la vuelta a mi Samsung, y está claro: “Made in China”. Lo de los niños no lo dice por ningún lado, pero estoy seguro que unos cuantos. En efecto sólo está libre de pecado el que lava sus ropas hechas a mano por él mismo en el Ganges, como decía Consumista#1, pero es un camino que debemos recorrer para conseguir un mundo mejor, ¿no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s